Hace poco, navegando por internet, me topé con un dibujo caricaturesco de una “Madame de los gatos”. Ya saben, una vagabunda con una maleta que lleva todo el peso que ha podido cargar en años, un pequeño sombrero muy curioso con una flor al lado y un gato en sus brazos. Reí mucho con aquél dibujo. Claro, pensé, me rio por que sé que eso nunca me pasará a mí. Pero, ¿por qué estoy tan segura de eso? Me gustan los sombreros con flores como a ella (aunque más grandes) y, por mucho, los gatos son mi adoración. Además, más de una vez he pensado en comprar un carrito de supermercado para hacer la decoración de mi cuarto un poco más genuina. Sí, lo sé, eso no me convierte en una vagabunda. Pero ¿por qué creer que hay una enorme distancia de serlo? Cuando decimos “nunca” no pensamos en lo estrecho de las líneas que de un momento a otro pueden cambiar nuestra historia, esa que aseguramos estable.

¿Han sentido alguna vez el poder de la voluntad? Yo lo siento a todas horas, casi a diario me debato entre las acciones “buenas y malas”. Un segundo y todo cambia. Por ejemplo, cuando estoy a la mitad de la carretera, esperando que pasen lo coches para poder cruzar la calle, me siento vulnerable ante la decisión de seguir o esperar. Las preguntas me estremecen: ¿y qué pasaría si sigo? ¿Sí sólo, por el único hecho de hacer lo contrario que he hecho a diario, decido seguir aunque los coches no paren? Luego, cuando los coches paran, automáticamente yo sigo. Una decisión lo cambia todo. Pero sólo eso, lo cambia.

Jugar con las posibilidades nos hace libres, aunque paradójicamente somos esclavos de nosotros mismos al no llevarlas a cabo. Las decisiones nos liberan y esclavizan al mismo tiempo. Soy esclava a diario cuando cruzo calles, al mirar hacia abajo en los edificios altos, al jugar con una vela encendida. Esclava por que me enseñaron a distinguir lo que es peligroso.

Mejorar tiene que ver con las decisiones, están dentro del tiempo. Mi padre me dice que lo mejor está siempre por venir. ¿Será cierto? ¿Acaso el Tiempo te quiere más con el tiempo? Un descuido y terminaré caricaturizada. ¿Les digo la verdad?, no me asusta.

¿Cuáles han sido sus decisiones más importantes ?...